fondo-virguez

Senador colombiano recorre Ecuador en su Ducati. Vía www.ppelverdadero.com.ec

Manuel Virgüez ha logrado fusionar sus compromisos políticos con el motociclismo. Además instruye sobre la seguridad vial.

Andrés Carpio Guevara ∙ Cuenca

Mañana arribará pasado el mediodía al Outlet de Durán; ahí lo recibirá una caravana motorizada.

Amante de la adrenalina y de las experiencias extremas, el senador colombiano Manuel Virgüez llegó a Ecuador el pasado 29 de enero para realizar, entre otras actividades, tratativas políticas con los cerca de 57.000 ‘cafeteros’ que habitan en 14 ciudades del país, además de constatar la seguridad vial con que cuenta el Estado y realizar una de sus pasiones de toda la vida: el turismo.

Con un semblante que más se asemeja al de un deportista que al de un político de su categoría, este colombiano, de 43 años, sorprendió a quienes lo observaron pasear por las calles de Cuenca, el viernes anterior. Y no precisamente porque los ciudadanos se hayan percatado de la clase de autoridad que llegaba al austro, sino que pocas veces se había visto a dos motociclistas, en días laborables, ser resguardados por la Policía Nacional.

“¿Quiénes son?”, preguntó una señora que transitaba por la calle Bolívar, mientras observaba llegar a Virgüez montado en su moto, acompañado por cinco policías, para una reunión que sostuvo en la Empresa Municipal de Movilidad (EMOV) en horas de la tarde.

“Es un senador de Colombia”, respondió uno de los gendarmes ante el rostro de admiración de la curiosa.

Y es que este congresista aprovecha sus citas políticas para llegar a ellas montado en una moto. Cuenta que desde hace 25 años es un apasionado por recorrer distintas ciudades de su país en este medio de transporte. “Ahora que estoy en Ecuador me ha agradado la calidad de la gente, su comida, sus paisajes… Algo que me llamó mucho la atención, y que nosotros no tenemos en nuestro país, es que acá se hace un énfasis en invitar a los ecuatorianos a cuidar el medioambiente, los recursos hídricos, a conservar la naturaleza, a no arrojar basura; esa es una idea que me llevo a mi país”, comentó Virgüez, quien recorre Ecuador en una Ducati de 1.200 centímetros cúbicos.

Las primeras ciudades que visitó en este país, antes de llegar a la capital azuaya, fueron: Tulcán, Ibarra, Quito y Ambato, con un recorrido de 2.000 kilómetros. Sus acompañantes, a más de los miembros de la Policía Nacional, son: Mario Jaramillo, líder nacional de Migración en Colombia, quien monta otra moto de las mismas características, y Ronald Pinzón, su copiloto, quien es su asesor jurídico y también posee conocimientos de mecánica ante los inconvenientes que pueda presentar la máquina.

Pero esta no es la única actividad particular que realiza Manuel en su Ducati; en épocas de campaña, en Colombia, comenta que ha avanzado cerca de 1.000 kilómetros por las calles de su país.

“Soy un defensor de los motociclistas, en Colombia he luchado para que no nos cobren peaje, para que el tema del SOAT no sea tan exagerado, pues allá pagamos cerca de $ 150”, dijo. También aseguró que en un futuro cercano llevará hacia el Parlamento Andino una propuesta para que los seguros de circulación tanto, en vehículo como en motocicleta, sean unificados en los países que pertenecen a esta organización.

Virgüez se califica como un deportista desde que fue adolescente. Este político ‘cafetero’ ha practicado otras disciplinas en medios de transporte de dos ruedas como el ciclismo y el ciclo montañismo que han estado en su agenda en sus momentos de esparcimiento.

“Ojalá pudiésemos tener en Colombia las carreteras que hay en Ecuador, es algo vergonzoso, no podría invitar a los motociclistas a que vayan a encontrar las carreteras, porque sería una mentira. Esperamos que el Gobierno tome estos ejemplos en vialidad y estructura vial de acá”.

El senador y sus acompañantes tenían previsto visitar ayer la ciudad de Loja. Luego estarán por Machala, Guayaquil, Esmeraldas, Santo Domingo, entre otras, buscando completar los 6.000 kilómetros de recorrido que se calculan.

Vea la noticia aquí

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *