fondo-virguez

Necesitamos el Ministerio del Deporte.

La pérdida de la sede de los juegos olímpicos juveniles es una oportunidad para replantear la política pública del deporte en Colombia. Si bien es cierto, el gobierno del presidente Santos ha intentado elevar la importancia del deporte dentro del Estado colombiano, este esfuerzo no es suficiente.

“La ilusión que todo los colombianos sentimos por la posibilidad de que Medellín fuera la sede de unos juegos olímpicos, no terminó como esperábamos, porque Argentina pudo ofrecer mejor infraestructura construida, medios de transportes coordinados y muchos años de estar luchando por una sede”, afirmó Virgüez.

El viaje de la delegación colombiana en cabeza del presidente Santos y de nuestros medallistas olímpicos, que hicieron una muy buena presentación, no logró ocultar las dificultades que afronta el deporte en Colombia. Ni siquiera, el empuje de Medellín, que se ha convertido en un referente para otras ciudades del país, tiene el desarrollo deportivo de otras urbes del continente.

Sí la práctica de deportes convencionales adolece de estímulos, escenarios e incentivos para los deportistas, los deportes extremos y las nuevas tendencias deportivas se encuentran discriminados por la sociedad y por el Estado, que no invierte recursos, en la mayoría de ellos, por no estar considerados como deportes olímpicos.

“Necesitamos una política fuerte del Estado colombiano para patrocinar masivamente a los deportistas, que en la mayoría de las veces tienen que forjarse de manera individual y con esfuerzos familiares. El deporte debe ser asumido como una estrategia para consolidar la convivencia y disminuir la agresividad que presentan muchos jóvenes. Necesitamos un Ministerio del Deporte que articule y fortalezca la política”, señaló Virgüez.

La ciudad de Buenos Aires ofreció el aprovechamiento integral de las 26 sedes deportivas existentes de la ciudad, además de los estadios de Boca y River, el Centro Nacional de Alto Rendimiento y la construcción de una Villa Olímpica con dineros de la ciudad. De igual forma, Argentina fue una de las 13 naciones fundadoras del Comité olímpico Internacional, y una de las pocas que no había sido distinguida con la organización de un evento olímpico, a pesar de sus 5 postulaciones fallidas.

“Es decir, que a pesar del esfuerzo realizado por la delegación colombiana para obtener la sede, Argentina ha desarrollado instalaciones, presupuestos y una historia en los organismos internacionales del deporte que Colombia apenas inicia. Llegó el momento en que entendamos, que la inversión que se realice para el deporte, es una inversión para la paz”, finalizó el senador Virgüez.

 

Contacto periodístico

Paola Olarte

3003545353

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *